15 C
Mexico City

¿Y, de qué sales en Cri-Cri?

Fotos: Juan Rodrigo Becerra Acosta

Must read

Isabel García
Isabel Garcíahttp://https//www.soundancepodcast.com
Desde hace algún tiempo he tenido la inquietud y la pasión por compartir mi mundo: todo eso que las personas no saben que pasa tras bambalinas, lo que significa la vida dedicada a la danza, esas historias que el público no siempre conoce, nuestros secretos, etc. En Soundance quiero compartir con ustedes entrevistas hechas a gente que admiro y que viven el arte de la danza desde distintos lugares: aquí van a poder escuchar bailarines, maestros, coreógrafos y a mucha gente relacionada con el mundo de la danza, además de anécdotas personales y recomendaciones dancísticas. Actualmente, soy Corifeo en la Compañía Nacional de Danza de México. Entre mis papeles más destacados se encuentran: La Reina de las Nieves, en el Cascanueces, Blancanieves en el ballet del mismo nombre, de Irina Marcano, Desdémona en La Pavana del Moro, de José Limón, el pas de deux del Cisne Blanco, pas de dux de la escena del balcón de Romeo y Julieta, Ebony Concerto de Demis Volpi, Pas de Quatre, Grandes Cisnes y Pas de Trois de El lago de los Cisnes, así como obras de George Balanchine (Serenade, Tema y Variaciones), Manon de Kenneth MacMillan, Sueño de una noche de verano de James Kelly, Concierto para piano de Rachmaninov de Uwe Sholtz, Romeo y Julieta y La fierecilla domada de John Cranko, El Lago de los cisnes y La Bella Durmiente de Mario Galizzi, La Bayadera, La Sílfide y el escocés, Don Quijote, Las Sílfides (Chopiniana), entre muchos otros. ​ Paralelamente a mi carrera en la danza estudié la licenciatura en comunicación y periodismo en la Universidad Latinoamericana y he sido colaboradora en revistas como Tiempo Libre, Pointe Magazine, Time Out e Interdanza sobre temas dancísticos, así como creadora del blog Diario de una Bailarina y Co-fundadora de la Asociación Civil Ciudad en Escena, dedicada a difundir el quehacer dancístico. ​ Espero que se diviertan mucho y que podamos ir construyendo una comunidad de danzómanos para disfrutar más de este universo y que también sea un espacio para que ustedes descubran cosas increíbles acerca de lo que significa dedicarse a la profesión de la danza.

En la CND empezamos el año con una de las temporadas infantiles más exitosas.

Este 2020, la Compañía Nacional de Danza inaugura sus presentaciones con Cri-Cri, uno de los ballets destinados al público infantil que tiene en su repertorio y que se ha presentado, con  intervalos de ausencia, desde el año 2007, cuando se estrenó gracias a  las creaciones  coreográficas, de música, vestuario y escenografía de José Luis González, Eugenio Toussaint, Jerildy Bosch y Alain Kerriou, respectivamente.

Y si, aún con el éxito de La gallina pintadita o Masha y el oso en cuestiones de música para niños, Francisco Gabilondo Soler, el conocido “Grillito Cantor” sigue vigente en nuestros días, apelando a una tradición que desde 1930 ha estado presente en la vida de las familias con niños, en los festivales de las escuelas y en compañías y academias de danza y teatro. Y es que este señor era un hombre muy creativo: además de compositor e intérprete de una gran variedad de géneros musicales como el tango, el swing, el vals y hasta el jazz y el blues, tenía afición por la astronomía, de niño leía a Julio Verne y a Salgari y soñaba con ser un pirata. Era, además, un cuentacuentos , un narrador de historias de animales y personajes tan fantásticos, como reales y cotidianos del imaginario social.


En la puesta en escena que presenta la Compañía Nacional de Danza, el público disfrutar de un espectáculo guiado por un hilo conductor; un personaje que representa a Gabilondo Soler y que va dando paso a diferentes bloques coreográficos de grandes éxitos como “El ratón vaquero” y “El chorrito”, hasta algunas menos conocidas, quizá, como “El cocuyito playero”,  pasando por canciones que muchos oímos de niños y que marcan nuestra infancia mexicana como “Las brujas” o “La marcha de las canicas”.

Para nosotros, como integrantes de la compañía, Cri-Cri es un ballet que demanda versatilidad en cuanto a la cantidad de personajes que debemos caracterizar y a la interpretación de los mismos. En poco menos de una hora y media pasamos por una buena cantidad de vestuarios, sombreros, tocados, maquillajes y utilería que logran que la función tenga un ritmo muy dinámico y que requiere de nosotros gran energía y entusiasmo para hacer que el público se ría y se sorprenda con cada escena. Tras bambalinas corremos divertidos poniéndonos leotardos, trajes de colores, pelucas y pantalones bombachos. Cri-Cri es un ballet apto para todo público: para los niños pequeños y para sus padres, para estudiantes y apasionados de la danza o para un público que nunca se ha acercado mucho a esta disciplina, ya que es un espectáculo muy noble para ver  danza por primera vez y que permite, en ese caso, familiarizarse con el ballet viendo bailarinas con  zapatillas de puntas, cuerpos de baile numerosos, pas de deux y solos a cargo de bailarines de todas las categorías de una compañía de gran formato.

Cuando a los bailarines nos preguntan qué papeles interpretamos en este ballet, las respuestas que damos suelen ser:  “de Gotita, de Bruja y de Árabe”, o “de Canica, Chorrito y Ratón vaquero”, “de Muñeca fea”, de “Gato carpintero” o “de Negrita Cucurumbé y Sandía”. Al escuchar esto  la gente sonríe, porque además lo decimos risueños y divertidos.

Atractivo visualmente por su despliegue de colores y elementos coreográficos, este es un espectáculo que resulta muy digerible y entretenido para los niños y además nostálgico para las generaciones anteriores. Se dice que, en sus años de  mayor éxito, Francisco Gabilondo Soler tuvo el ofrecimiento del mismísimo Walt Disney para llevar al Grillito Cantor a otras latitudes, oferta que no aceptó, ya que su deseo era conservar intactas las raíces y el aire tan mexicano que refleja la idiosincrasia y costumbres de nuestra sociedad, elemento que, sin duda, hace que su música siga presente en México y Latinoamérica. Aún así, su éxito no fue menor y las canciones de Cri-Cri ha sido traducidas a muchos otros idiomas, incluyendo al Esperanto.

Cri- Cri se presenta los días 22 de febrero; 7, 14, 21 y 28 de marzo y 18, 19 y 25 de abril en el Palacio de Bellas Artes.

Artículo siguiente
- Advertisement -spot_img

More articles

- Advertisement -spot_img

Latest article

error: Contenido con Derechos Aurorales !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad