15.7 C
Mexico City

Wilma

Fotos: Juan Rodrigo Becerra Acosta

Must read

Roberto Sosa López
Roberto Sosa López
Amo el teatro, pertenezco ala Agrupación de Críticos y Periodistas de Teatro (ACPT)

“La próxima vez que esté allí, con el próximo personaje, próxima obra y creación, seré muy honesta en lo que voy a hacer” Esto me comentó Itzhel Razo en una entrevista en marzo de 2021 a mitad de la pandemia. Hoy está de regreso con esta obra y sí, lo que hace arriba del escenario es un trabajo honesto que nace de una artista multidisciplinaria; lo que ahora presenta en esta nueva temporada de Wilma es brillante.

Wilma es nombre de un potente huracán categoría cinco que tocó tierra en la península de Yucatán el 25 de octubre de 2005. Wilma era el nombre de su abuela paterna. Un fenómeno natural y la relación con su abuela fueron dos sucesos que marcaron su existencia, analogía que le da elementos para escribir este  biodrama. El texto nos habla de una catástrofe provocada por una tormenta, y la forma en que su abuela determina e influye su existencia desde niña en Mérida.

De chiquilla no entendía en idioma Maya, cuando la tempestad se aproximaba hacia la península se dio la alerta en lengua Maya, ella no entendió y salió de su casa sin saber el peligro que la amenazaba; cuando su abuela le inculcó el clasismo, elitismo y  discriminación hacia los habitantes de Yucatán -una niña blanca y pelirroja no tenía por qué hablar el Maya-, otro fenómeno la amenazó. El huracán la arrasó, su abuela también. Dos visiones, dos experiencias le dan forma a su espectáculo.

Cabe recordar que Wilma formó parte en 2019 de «Este lugar común«, en el Foro La Nabe, espectáculo que reunió cuatro unipersonales cortos donde Itzhel nos dejó ver como se gestaba Wilma. En 2020 en el teatro El Milagro presentó esta obra más elaborada, mejor producida y mejor acabada. Hoy cuenta con el apoyo fiscal Efiteatro lo cual se traduce una obra con mejor producción, con elementos que articulan un gran montaje que impactan en el espectador.

 Wilma  creció y maduró junto con su creadora; lo que hace Itzhel Del Razo es trabajar el personaje con expresión corporal y desde allí dar una función delirante, visual, orgánica…impactante. Elementos como el viento, agua e iluminación se abrazan con la actriz en la creación de esta puesta en escena. La dramaturgia del actor es su mejor herramienta cuando se para en un escenario: talento, sensibilidad y creatividad, Itzhel lo potencializa todo.   

Pinturas, iluminación, viento y agua crean un universo onírico que nos habla de la formación y origen de una cultura ancestral. Los mayas observaron el universo, voltearon hacia la bóveda celestial en busca de respuestas. Un Chac Mool es una figura enigmática se cree representa una víctima, un sacerdote, un hombre-dios, mensajero divino o una deidad, en un momento de la obra Itzhel representa esta figura, un instante que nos eriza la piel.

El equipo creativo es fundamental en esta obra, están Roberto Paredes en el diseño de iluminación; escenografía, Aurelio Palomino; vestuario, Sergio Mirón; diseño sonoro, Rodrigo Castillo Filomarino. Asesoría de puesta en escena, Luis Alcocer Guerrero; producción ejecutiva, Andrea Cruz Meléndez. Porta Teatro la presenta en la Sala Xavier Villaurrutia los jueves y viernes a las 20:00, sábados 19:00 y domingos a las 18:00 horas hasta el 2 de julio.

- Advertisement -spot_img

More articles

- Advertisement -spot_img

Latest article

error: Contenido con Derechos Aurorales !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad